12 junio 2017

Jumbo en Puebla - Circuito Indio - (Me siento) Vivo y aquí


Tuvo que pasar algo realmente bueno y vigoroso que me hiciera retomar este blog (y la vida en general), lo más irónico es que me alcanzó a unos cuantos metros de mi casa (Beat 803).

Jumbo es uno de los grupos más trascendentes dentro de la escena mexicana; abarcando desde la década pasada, una de mis pocas favoritas a titulo personal.
Fue un evento algo peculiar, ellos empezaron a las 10:30 y Relicario tuvo que esperar, lo que se dijo en el momento, es que los regios tenían que salir esa misma noche a la capital para tomar un vuelo que los llevaría a Hermosillo.
   
El grupo liderado por Clemente Castillo empezó de buena manera con "En repetición", demostrando que la nostalgia no es una debilidad y que el tercer LP tiene mucho material, de ahí reventando a sus seguidores con "Monotransistor", "Después", "Cada vez que me voy" y el primer momento fuerte en "Fotografía" pasando por "Cámara lenta" (favorita personal) y "Siento que..." hasta dándose el lujo de tocar "Enséñame a olvidar"  de Intocable (no pregunten porqué la conozco, solo sé que no puedo vivir sin ti, digo...).



Entonces llega el momento en que escuchas "Rockstar" y te das cuenta que Jumbo tiene la dimensión de un grupo de culto a cualquier nivel (entiéndase Metric, Franz Ferdinand o The Dandy Warhols), canciones más, canciones menos, pueden hacer 90 minutos muy efectivos.

El momento cúspide, aunque me parece que no fue el más esperado, sucedió en "Aquí" debido a que los coros la hacen más estruendosa y eufórica, realmente un gran momento, con esta sacudida terminó el setlist principal.




Encore.
Para regresar se ejecutaron "Superactriz" (una sorpresa, la verdad) y la canción más exigida de la noche "Lo dudo" con una prolongada improvisación como versión extendida.

Conclusión.
Fue una gran y grata noche para todos, sobre todo para la cabeza del grupo, quien se mostró muy agradecido en varios momentos de la tocada, no es fácil mantener este nivel, al punto de plantear que el rock no es algo que puedes dejar atrás, no es una etapa, es algo que tienes que alimentar y llevar a hasta donde puedas, incluyendo Puebla.


08 mayo 2015

Muse - The 2nd Law - 2012


RECAPITULANDO:
En 1999 había aparecido uno de los mejores debuts, apartado del fenómeno britpopero (Showbiz).
En el 2001 se alcanzaba la reafirmación de un grupo de Rock (Origin of Symmetry)
2003: en este año, la obra maestra en 14 partes (Absolution)
A finales del 2006 se lograba lo más difícil: apuntar hacia otra dirección (Black Holes & Revelations)
2009: Los temores se empezaron a materializar con algunas canciones flojas (The Resistance)
 
Otoño del 2012: 


 ¿Cómo llegamos a esto?


El fenomeno británico ya había demostrado fallas en The Resistance, en lo particular me parecían simples descuidos y que el rebote de recuperación se daría en este 6to álbum... no podía estar más equivocado.


Supremacy: Es un recurso ramplón de fusilarse Kashmir (legendaria de Led Zeppelin), además de ser muy inferior a otras oberturas como Uprising (que tampoco es muy buena que digamos) o Take a bow (una de las mejores).


Madness: La composición de Matt para su esposa Kate (ahora Ex), la cual no es mala desmenuzandola melodicamente; pero en la que Bellamy se nota tristemente muy ensimismado y poco concentrado. La interpretación terriblemente melosa y predecible, esto nos hacía sentir otras intenciones, otras voces y de forma muy clara: Esto no es Muse.

Panic Station: Como suele marcar el canon de Muse, la tercera es la más extrovertida, la más arriesgada y la más divertida. Queda por encima de Undisclosed Desires y por debajo de Time is Running Out y en menor medida de Supermassive Black Hole. Lo que la presenta como la mejor del primer bloque (después de 2 decepciones).

Prelude + Survival: La canción oficial de Londres 2012, ya había ganado adeptos para este LP, posicionaba las expectaciones, mostraba el caracter rockero de Muse y nos regalaba el mejor himno olimpico de los ultimos 20 años, porque se decanta por la competencia y la victoria como el único punto importante.

Follow Me: Dedicada completamente al hijo Bingham, quién contribuye con el latido de su corazón grabado en un iPhone, desgraciadamente no tiene mayor relevancia para cualquier otro mortal. Repetitiva e insulsa sobre todo por los Oooooh, Ooooooooh, Oooooooooooooooh, Ooooh, Oooooooooh, Oooooooh, Ooooh, Iiiiii aaaalwaaays protect yooooooooou Oooooh, Ooooh y así.


Animals: Aquí es donde verdaderamente sufro, porque ya me venía haciendo a la idea de abandonar a Muse, ya no me estaban aportando absolutamente nada ... pero surge esta ENORME pieza (llena de arpegios, batería poderosa, el grandioso bajo hipnotico y donde Matthew vuelve a lo suyo), la cual fácilmente se puede colocar entre las 5 mejores de su discografía.


Explorers: Otra balada facilota, melodiosa, terrorificamente cursi e incluso parece chiste de Saturday Night Live.

Big Freeze: Si algo nos da terror de un grupo que te está fallando, es que el mismo no se de cuenta de lo que esta haciendo y peor cuando lo sigue haciendo compulsivamente (Considerada por muchos miembros de MuseLive como la peor canción de Muse).

Save Me: Ya muchos sabiamos de antemano, que Wolstenhome iba a cantar en 2 canciones; aquí no hay problema, aunque lo que ya escuchamos nos dejó tan fastidiados que solo alcanzas a reclamarle a Chris ¿Estuviste escuchando el OK Computer últimamente?


Liquid State: Fuerte, acelerada, progresiva a lo Tool, pero como que no se las crees, piensas que si la insertaras en otro disco podría funcionar, posiblemente en vivo tenga futuro, pero aquí ya no cabe.


The 2nd Law: Unsustainable: Tengo entendido que el gag era burlarse de que todos estaban haciendo Dubstep, y que a cualquiera le sale, por ello no me parece mala; sin embargo, se vuelve innecesaria a estas alturas.

The 2nd Law: Isolated System: El cierre más triste de todos sus discos (y no me refiero al mood de la pieza, sino que es de las más decepcionantes), incluso si a The Resistance le quitas las sinfonías aún quedaría I Belong To You y eso duele... nos duele a todos.

The 2nd Law es el disco que les puede costar todo el prestigio(el sitio fandom Muselive.com quedo fuera debido a que se mantenia por el tráfico de usuarios y miembros), la congruencia de sus inicios, la seriedad de su concepto: la mayor parte de las grabaciones las hicieron con prisas, con la sombra de Kate Hudson, con Matt distraído, con proyectos que no aportaron nada bueno (World War Z). Aún así queda ese rayo de esperanza que dejaron con Animals, es posible que aún les quede revancha, pero si es igual o peor que este álbum: será la última que les aguante.





06 mayo 2015

The New Pornographers - Together - 2010



Los New Pornogarphers en el 2010 regresaron después de un Challengers (2007) muy desafortunado (hasta a mí se me olvida de qué fué ese disco); con un LP ensamblado, se grabó en 7 estudios diferentes, con varias colaboraciones (una de ellas: St. Vincent).
En aquellos días se podía esperar que este nuevo LP, intentara regresar a las bases: más Neko, más estridencia popera, más voz de Neko, más rítmico, más canciones con Neko y más coros agudos encabezados por Neko Case.

El resultado final es muy grato, el disco no tiene defectos, el estilo se mantiene fresco y en ningún momento se percibe repetitivo o desganado, e incluso tiene momentos épicos (escuchen My Shepherd, es una joya).

Estos Pornographers la han llevado muy bien, se han mantenido abiertos a las colaboraciones como ingredientes extras, sin perder la oportunidad de mejorar las ideas y eso es lo mejor, así nos han acostumbrado.

05 junio 2014

Catatonia - Equally Cursed And Blessed - 1999


En el final de los noventas(una de las décadas más raras en cuanto a la forma de hacer música), parecía que no había escape del Grunge (con buenas y malas derivaciones) y las BoyBands/GirlBands (o te gustaba uno o te gustaba el otro), cuando estas tendencias ya iban en declive, se consolidaba uno de los movimientos que se robaría significativamente la atención de los indecisos: El BritPop.


Este grupo galés, no es precisamente uno de los más grandes y reconocidos; pero su estilo lo colocaba en una zona menos convencional y por ello, algunas de sus canciones han aumentado su culto. A mi parecer este es su mejor LP, la voz zarrapastrosa de Cerys Matthews tiene cierto encanto, cuando pasa de lo meloso a lo emotivo, incluso tiene sus arranques al estilo ParkLife de Blur.


Empezando con la sarcástica y disfrazada Dead from the waist down se nota que no hay lugar para la balada sosa, la agridulce Post script (si vives un mentira morirás como un mentiroso), de lo mejor Londinium, She’s a millionaire, Karaoke Queen, Shoot the messenger; sin embargo, la que me atrapó en algún tiempo (prolongado) es Storm The Palace, porque parece muy simple y gritona, lo que pasa es que desenvuelve las guitarras conforme al fraseo de versos cortos y armoniza de alguna forma synthpop con rock&roll.

A mitad de este LP hay un contraste muy marcado: la melodramática Bulimic Beats arrolla con su canto y versos desconsolados, sigue de ahí la reconfortante Valerian que le da más equilibrio a nuestro sentir. 



Para finalizar Nothing Hurts (a mi parecer la más débil y algo redundante) y Dazed Beautiful and Bruised logra mantener la esencia de Catatonia: algo rockera, intensa pero mayormente reflexiva y en cierto grado poética.

20 mayo 2014

Matt Pond PA - Last Light - 2007


Una banda considerablemente longeva (9 LP’s y 9 EP’s), formada a finales de los noventas, lleva el nombre de su fundador, compositor y lider Matt Pond, acompañado de Chris Hansen desde sus inicios y sobre el camino han incorporado músicos para alcanzar el sonido y la instrumentación deseada.

No es un banda multitudinaria, sino más bien, es un proyecto que se adapta de acuerdo a la ocasión, en el caso de este Last Light se hicieron de la ayuda de muy buenos aliados (Neko Case, Rob Schnapf y Mike Stroud), la gran mayoría de las canciones tienen ese halo británico: serio, nostálgico, a veces contenido y algunas ocasiones muy dolido.
El séptimo LP de este prodigioso grupo (donde manda 1, bueno a veces son 2), tiene grandes aportes desde la pieza homónima, Sunlight, Basement Parties y The Crush (que me recuerda la música de persecución de The Stills).

¡No, no estoy atrapado en el 2007!

Bueno, tal vez a ratos.


06 mayo 2014

Regresando 1 año después.


  

No, el autor de este blog no andaba haciendose pato, sino más bien de flojonazo y haciendose victima de la fiaca (cosas muy distintas).

Esperemos que este 2014, me ponga a postear en lugar de andar de ocioso.





The Kills - Blood Pressures - 2011



El cuarto disco de The Kills ya venía cargado de mucha expectativa, y algunos (me incluyo), solo le otorgamos un lugar por debajo de Midnight Boom como pronóstico.


Entonces, la sorpresa fue tan grande como grata, sobre todo, se creía que Alison M. estaba más distraída por las giras con The Dead Wheather; sin embargo, esta pausa combinada con un Hince en completa libertad ¿o en plena deriva creativa?

El sonido Post-Punk del dúo es más refinado, una instrumentación mejor armada, la lista de canciones está muy bien formada, hay un aumento considerable de riffs y la cadencia disfruta una sensualidad más descarada.

En 11 temas no hay, ni un solo pero, nada que recriminar, solo dejarse seducir y escuchar uno de los mejores discos del 2011.

17 marzo 2013

Liam Finn – I’ll Be Lightning – 2007




Aquí me tienen de nuevo, reseñando discos de la década pasada.


Liam Finn es un compositor, multi-instrumentista (otro más), hijo del músico Neozelandés Neil Finn (mayormente conocido por la banda Crowded House), este artista hace uso de la ejecución de loops tanto en grabación como en sus presentaciones (extraordinarias).


A muchos les sonará como un rock británico con ligeras tendencias al britpop y en ocasiones al dream pop, debido a sus estudios y experiencias en Londres; lo que le da cierto carácter accesible a varias de sus composiciones, a pesar de que hay momentos viscerales y tempestuosos.

Este I’ll be lightning encontró refugio en el culto, provocado por las diversas presentaciones que hizo Liam en TV acompañado de Eliza Jane Barnes, en casi todas luciendo una versión mucho más acelerada y emotiva de Second Chance, desde este repetido ejercicio, Finn consiguió la atención necesaria para que se le escuchara en este álbum, encontrar bellas propuestas como Lead Ballon, Lullaby, Energy spirit, Remember when, This place is killing me y muchas más; lo alcanzado en I´ll be lightning es de admirarse; aunque, es cuestionable el gran empujón que representa un pequeño instante en la mass media.    

04 marzo 2013

Clap Your Hands Say Yeah – Hysterical – 2011




Banda que muchos podrán recordar desde sus inicios en el 2005, que se consagró en el 2007 y de ahí se mantuvo con algunas giras y festivales, no fue hasta el 2009 que decidieron darse un descanso para realizar otros proyectos.


Al reaparecer con este Hysterical* los de Brooklyn y Philadelphia, hicieron notar un esfuerzo más introvertido, sigiloso e incluso conservador, ya no hay tanta insolencia ni experimentación como en los primeros álbumes; sin embargo, la calidad se mantiene intacta: guitarras eficaces aunque ya no tan ruidosas y saturadas, se percibe un trabajo más elegante, con poesías más nostálgicas, y pulsaciones electrónicas interesantes.

Se podría especular distracción, rencillas o un proyecto afectado internamente. Considero este Hysterical muy bueno, enfocado y con muchos aportes; eso sí, posiblemente no tan homogéneo como lo fue el CYHSY, ni tan divertido como lo fue Some Loud Thunder.

 


*Cabe aclarar que poco tiempo después de salir el disco, 2 integrantes decidieron salir de esta banda para dedicarse de lleno a otros proyectos.

11 febrero 2013

David Lynch – Crazy Clown Time – 2011





Ya tenemos una idea, de lo que puede lograr en el cine este director de culto. En lo que concierne a mi persona, como espectador de las pocas obras que le he visto: logra moverme muchas cosas y dejarme azorado durante algunas semanas.

Crazy Clown Time no es una película, ni mucho menos intenta emular las atmosferas que impregnan las cintas, que este realizador (cada día más famoso) ha presentado.  
En cambio, sí se aprecia  la diferencia de matices, lo que Lynch quiere: es tomar la música como un nuevo vehículo y trasladarnos a otros entornos, sin saturar las escenas, ni espolear la atención de lo que se escucha; todo esto llevando una línea minimalista, con momentos muy cautivadores.

No hay lugar para explicaciones sencillas con este disco, creo que nunca las ha habido cuando está involucrado David Lynch.   

22 enero 2013

The Little Flames – The Day Is Not Today – 2007






Una banda de un solo disco, no porque sea el mejor, sino que literalmente: fue su único LP.

 Britanicos de Hoylake, England; portentosos por sus hipnoticos riffs, que le valieron la admiración de sus contemporáneos: Arctic Monkeys; de este etéreo conjunto Eva Petersen toma la responsabilidad de un sonido salvajemente rockanrollero, sin meterse en el Punk, en cambio con tendencia a la psicodelia setentera, que a muchos les recordara lo ya hecho por esas bandas de Liverpool (The Zutons y The Coral).


 Sin colgarse en sus guitarras disparadas, The Little Flames logra muy buenas combinaciones, al comenzar de forma tan misteriosa canciones como Isobella, If tomorrow never comes, In another life y más destacable Stranger to you;  Eva consigue entrar en ellas de forma congruente, sin que la velocidad del riff o la cadencia de la melodía parezca bajar, ni opacarse de forma reciproca.


No es de extrañarse que de este grupo salieron proyectos como: The Rascals y The Last Shadow Puppets. 

Usted esta aquí